La Squadra

Un pequeño homenaje a mis amigos y compañeros de trabajo, con quienes tuve el placer de compartir una temporada recogiendo olivas en la toscana. Un experiencia maravillosa. Hermosos paisajes, mucho trabajo, pero buena compañía. A ellos, Gracias.

Anuncios

Al-liquidado

Nunca pensé que llegaría a decir algo así pero lo hice “por favor quisiera una cerveza pero sin tapa!!!”

Granada es una ciudad que amo pero que podría acabar conmigo en un par de semanas. Ya sea por exceso de cañas o de comida, da igual.

A decir verdad este ultimo viaje disfrute mucho. Fue otro viaje.  Siempre es así. Los viajes nunca se repiten aunque se visite los mismos lugares.

Se podría decir que esta vez fue más de paseo con amigos que de turismo. Tiene otro gusto. Dejarse caer casi por error en lugares auténticos. Escuchar algún gitanillo acariciando una guitarra en la calle para el deleite de los turistas. Encontrarse enun bar perdido en el Albaicín. Cuatro personas que debaten sobre el nombre de un guitarrista originario del barrio muerto hace cinco años. Aparece en un video en blanco y negro del año ’65. Preguntamos quien es la señora que canta. Tampoco recuerdan el nombre. Un hombre asegura que es la primera mujer del marido de Lola Flores. La doña tiene mucho arte dirían por allí. Sí que lo tiene.

Así transcurre todo ahí. La gente en lo suyo. No se preocupan de la cantidad de turistas que se agolpan en la entrada de la Alhambra. No es lo único que hay que ver. Nosotros no vamos. No quiero pagar 13 euros por algo que en mi opinión debería ser gratis. No estoy de acuerdo con el Patrimonio de la Humanidad que al final es para la Humanidad del Patrimonio. Recorreremos lo que se puede ver gratis en los alrededores. Sacaremos un foto desde el mirador de San Nicolás, allí en el Albaicín.

La amable señora del bar nos recomienda pasear por la Cuesta de los Chinos, justo al costado de la Alhambra. Gracias señora, ahora podré yo también podré recomendarle a alguien ese maravilloso paseo.

Hoy, haciendo honor a su nombre, la Sierra está Nevada. El paisaje es único, irrepetible. La naturaleza que rodea Granada me hace recordar mis deseos de alejarme un poco de la ciudad y adentrarme en los bosques. El olor de la naturaleza en estado puro. De la tierra húmeda. Por un momento la imagen de una ciudad me parece hostil, agresiva. Pronto vuelvo a la realidad. Hoy tampoco esta tan mal. La buena compañía hace todo mas ameno.

La vuelta a casa es suave. Escribir también se me hace suave. El viaje me dejo así, suave.

éxitos.