Archivo de la etiqueta: conciertos

Manu Chao. Un concierto con pocos pero buenos

Buen ambiente, buena música y un precio excelente para disfrutar por una noche de Manu Chao en concierto.

El cartel decía aquí se venden entradas para “La Gorda Eleonor”. Había tres funciones. Las entradas para el sábado, “agotadas”. La gente formaba fila detrás de mi para comprar sus tickets.”Decide rápido porque hay gente esperando” dijo la chica que estaba del otro lado de la barra. “Dame 4 para el jueves”- respondí poco convencido-.

En realidad nadie de los que estaban ahí conocían a “La Gorda Eleonor”, pero todos sabían que compraban sus entradas para poder ver a Manu Chao en vivo.

“Le gusta hacer todo así Clandestino” me dijo a modo de broma una chica que esperaba para hacer su compra. El precio 10 euros. Como debe ser, ¡Accesible a todo el mundo!

Sobre las 21 horas la gente ya se amontonaba por fuera de la Sala Salamandra en L`Hospitalet, Barcelona. En la puerta mucho control con las entradas. No se permitía salir a nadie que hubiese ya entrado, al menos hasta después de haber empezado el concierto. Dentro, el ambiente agradable, mucha gente, un calor que se agradecía. Las copas ¡Carísimas!

Todo empezó sin mucho retraso sobre las diez y media de la noche. Cientos de personas inundaban la sala. En el escenario, solo tres. Pocos pero buenos. Manu con su guitarra, acompañado de una batería sin respiro y un guitarrista que cargo con la responsabilidad sobre los hombros. Mis respetos.

Después de algunos temas poco conocidos llegaron los más esperados. Clandestino, Welcome to Tijuana, Desaparecido y Caí en la trampa fueron los mas coreados. Mala Vida y Princesa, quizás las dos grandes ausentes.

El concierto duro aproximadamente dos horas sin interrupción. Hubo, por momentos algunos altibajos. La formula de empezar las canciones a ritmo y acabarlas en un poderoso ska, se fue repitiendo un tema tras otro. Se noto mucho la falta de los vientos, sobre todo a la hora de variar en el repertorio. Más allá de todo, el grupo se lució. Los cortes en los temas, perfectamente sincronizados. El sonido, impecable. La iluminación, buena.

Hubo 4 vueltas antes de una retirada definitiva. Todo llega a su fin.

Después, muchos se fueron retirando a sus casas. Otros siguieron la fiesta hasta que el lugar cerró. La banda compartió tragos con algunos amigos que estuvieron entre el publico y disfrutaron de la buena música de la Sala Salamandra.

Así fue cómo, por algunas horas, y gracias a una banda que se me antojo casi un power trio , pude olvidar que a la salida me esperaría la inclemencia del invierno.

Mariano Re

Anuncios